Casual Wearing 23 – Un caballero clásico en tiempos modernos

La palabra “caballero” proviene del vocablo latino “caballarius” y en la Edad Media era usado para los guerreros montados a caballo que defendían a los señores feudales. Algunos de los atributos o virtudes que caracterizaban al caballero durante la Edad Media eran la valentía, la humildad, la sinceridad, la lealtad y la lucha contra la injusticia. En cuanto a las relaciones con las mujeres, el hombre del Medievo guarda más características en común con el hombre moderno. Algunos detalles que los caballeros tenían con las damas en aquella época y que hoy siguen siendo relacionados con una buena educación son: el lenguaje cortés, prestarle el abrigo si hace frío, hacer una reverencia, besarle la mano y al pasear, dejarle en el lado interior de la calle para que no le salpiquen los caballos al pasar.

Pero todo esto, es historia… pues lastimosamente, la galantería ha muerto.

Ah muerto por que las mujeres la hirieron de gravedad y los caballeros la dejaron morir. Por supuesto, la mujer moderna no espera oriunda un ápice de luz sobre un comportamiento caballeroso, es un tema mitológico al cuyo acercamiento mas directo lo tienen en las películas románticas y en historias de sus abuelos. Pero todavía quedan algunos rituales de caballerosidad que a las mujeres les gusta ver en los hombres.

Hay que aféitarse, ponerse bien la corbata, abrirle la puerta a una mujer bella, saborear un buen vino, saber cuando soltar el botón del blazer y saber al menos hacer el nudo del corbatín. Porque creas o no que la galantería ha muerto, nunca fue inventada para conquistar mujeres. La galantería como arma de seducción es tan solo una estrategia para mujeres sin capacidad de asombro. La galantería señores, es un rasgo de distinción, es una manera de comportarse, es una confrontación personal, es un estilo de vida.

En una época donde muchos dedican tiempo y energía a cuidar su aspecto es importante asegurarse de que el estilo propio sea calculado y deliberado. Si hay que refrescar el look, no hay que estar buscando en lo hipermoderno o lo actual, tampoco en la vanguardia, por que muchas veces la respuesta puede estar detrás de nosotros, y terminamos eligiendo a lo mejor el look mas contundente posible; El Diplomático.

La denominación de caballero es algo que hay que ganarse, bien sea por que la reina de la monarquía de turno te de tal titulo, o por que al mirarnos al espejo veamos que nuestro discurso es compatible con nuestro atuendo; serio, calculado, seguro. Hay que prestarle atención a las sutiles diferencias, por que hay quien se llenara hablando de caballerosidad para llevarse a unas cuantas ilusas a la cama, y habemos quienes pensamos que es una manera de diferenciarnos de los que le dejan la etiqueta a la gorra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*