Summer Wearing 30 – El Ecléctico

Recuerdo muy bien esa clase de tendencias de la moda en donde por instrucción de un docente me vi obligado a cuadricular varios atuendos. A pesar de tener muchas controversias con la teoría expuesta, seguía teniendo ese vacío de conocimiento con esos looks tipo “no se qué, no se dónde”. No se si les ha pasado, pero eventualmente me cruzo con personas que no tienen ni idea sobre teorías de color, morfología o moda y sin embargo lucen espectaculares, parece que nacieran con la capacidad de crear un estilo propio sin mayor esfuerzo. Incluso, rompen cualquier dictamen sobre combinación y texturas. Y fue precisamente ese tipo de outfits los que no puedo clasificar por que son nada y a la vez son todo.

Mi compañera de estudios y amiga personal María Cecilia Gatti, me dijo que si existía una clasificación para esos looks que van en contra de todo. Mas de 4 colores, mas de 3 texturas, lo retro, lo vintage, lo moderno y lo mínimal en lo que podríamos denominar un “sancocho” de la moda, se le conoce en el fashion styling como: el estilo ecléctico.

Siempre he pensado que en la moda no hay reglas, tal vez unos estándares básicos (como que no puede haber una manga mas larga que la otra) pero en cuestión de colores y texturas, nadie tiene una verdad absoluta. Y por que no intentarlo? Digo, estoy en Europa, aquí nació la moda y a diferencia de la ciudad donde vivo, aquí a la gente poco le importa que te pongas.

La palabra simplicidad es compleja cuando se trata de moda, es la característica principal del “estilo y buen gusto”, Coco Chanel y Lenoardo Da Vinci lo sabían. Pero son otros tiempos y en esta etapa de mi vida la sofisticación me resulta aburrida

Ok, let’s try.

La teoría dice que no se pueden combinar mas de 3 colores y una textura en un mismo outfit. También dice que las texturas demasiado invasoras (estampados, lineas, cuadros etc, etc.) contarán como un solo color, pero que NUNCA deberían ir mas de 2 texturas juntas.

Mi teoría es mas sencilla, y soy de los que dice que uno puede ponerse lo que se le de la gana, siempre y cuando se respeten un solo estándar básico: Mix and Match, que en español seria como “Mezcla y concordancia”, así que acá van mis conclusiones:

1. Para mezclar diferentes estampados es necesario olvidar todas las normas aprendidas, tener ciertas dosis de atrevimiento y muchas ganas de experimentar con las prendas que tenemos en el armario.

2. Tampoco se corren demasiados riesgos al mezclar diversos colores si están dentro de la misma gama cromática, en especial si el estampado se repite de manera sistemática, es mas fácil lograr el “matching” entre tonalidades.

3. Si lo esta viendo “muy grave”, usar una prenda que equilibre el outfit le puede devolver la tranquilidad, esto es útil cuando ni estampados ni colores están en consonancia.

Ahora respecto al outfit:

Lo primero es la paleta natural, en este caso azul oscuro. Lo segundo es el equilibrio de los estampados los grandes en la camisa, los pequeños en el pantalón. Pero como el de la camisa es amorfo y no tiene un tamaño definido, lo mejor será neutralizarlo, y ahí entra el blazer. La chaqueta tiene dos funciones atenuar la carga visual debido a su color neutro, y estilizar los otros estampados debido a las lineas en su diseño.

El sombrero “abre” el look, y los zapatos los cierran, como hay tanta carga visual en el outfit, nadie se fija en el cinturón. Pero si es importante que zapatos y sombrero estén en una paleta cálida y en armonía con el color.

No es mas, feliz semana a todos !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*